Iniciativa para comentar libremente lo que sucede en Castilleja, intercambiar información, desvelar "secretos", crear conciencia y fomentar la rebeldía...

domingo, 9 de noviembre de 2008

El poder del gobierno - un servicio para satisfacer ambiciones profesionales de un@s poc@s

En la entrada del 7 de noviembre "El autobús como centro de informaciones..." reproduzco una información que me ha trasladado un@ vecin@. Me gusta tener cuidado con las informaciones que recibo; en primer lugar de cara a mi informante, y en segundo lugar de cara a la información. En algunos casos, aunque yo no pueda cotejar la información, recurriré no obstante a publicarla, no porque piense que este gobierno local de Castilleja de la Cuesta en particular se merezca una desconfianza especial, sino porque todo gobierno necesita - a causa del progresivo deterioro de la res publica y de la perversión en aumento del concepto del gobierno - una fiscalización severa, ya que la oposición no quiere o no puede realizarla en la medida en que nos interesa a la ciudadanía.

Desde el propósito de esta denuncia da absolutamente igual en qué condiciones subjetivas se llevó a cabo esta recolocación. Y es absolutamente prescindible la motivación concreta (y si puede ser loable o detestable, también) que ha tenido esta recolocación. Lo único importante, desde mi punto de vista es, si se ha llevado a cabo esta recolocación en los términos descritos o no. Ya que yo no dispongo de los medios para averiguarlo, lo hago público y traslado a quien competa en el gobierno local mi requerimiento de una aclaración.

Respecto de la persona "afectada" en cuestión (si la hubiere): Ya digo anteriormente que lamento profundamente que se vea involucrada en esta discusión pero, para verse "afectada" por esto, primero tuvo que estar "afectada" por la recolocación que aquí se tematiza. Naturalmente que reúne unas condiciones personales, económicas y familiares - igual que todas aquellas personas afectadas por este mal endémico de una economía y una política que no garantiza los puestos de trabajo que dice garantizar nuestra Constitución, y que se encuentran en el "mercado laboral" a disposición de quien les quiera "dar" trabajo en las condiciones que "apetezcan". La diferencia entre esta persona y otras en busca de trabajo pues, ¿en qué consiste? ¿En que esta persona piensa de manera "adecuada" y conoce a las personas "adecuadas"? ¿Esto es lo que la hace merecedora de una "confianza" X para cubrir un puesto de trabajo público financiado con fondos públicos que no se merecen otras personas?

Preguntas retóricas todas - no lo oculto - que expongo para una reflexión. A continuación mi valoración personal:

1º) Si se recoloca a un@ trabajador@, entiendo que de un puesto en el que "sobraba" a un puesto en que hace falta.

2º) Si hay poco dinero y no se pueden cubrir servicios a la ciudadanía (que por los comentarios en este blog y otros, no se prestan), esos serían los puestos en los que recolocar a alguien.

3º) Los llamados puestos de "confianza", insisto, generan desconfianza. Lo que hace esta práctica es trasladar de un ámbito (la política) a otro (el laboral) una discrecionalidad que no es pertinente en temas de contratación y remuneración. Primero porque cualquier puesto de trabajo en lo público financiado con fondos públicos, debería estar abierto en concurso PÚBLICO a cualquiera; segundo porque abre (como se ve en los titulares casi todos los días) puertas y portones al abuso y al despilfarro (sin hablar del compadreo).

3º) Existen fondos "políticos" para los grupos políticos que se deciden mediante reglamento y en plenos. Estos fondos se pueden gastar como a los grupos políticos les "antoje". Usar fondos públicos (partidas de personal del presupuesto) para este efecto - o sea, en donde hacen falta personas de confianza política (eso significa afines al PSOE, y no al PP o a IU)- es mezclar la función de un gobierno (que es un gobierno para todos) con la función del partido político que dispone este gobierno. Lo que pasa es que tod@s nos hemos "acostumbrado" a esta práctica asquerosa (que los partidos en el poder puedan usar discrecionalmente fondos públicos), que no significa otra cosa que quien tiene el poder también tiene el poder de colocar a un montón de gente. ¿Esto significa que es normal o debe parecernos normal?

4º) Este gobierno local ha utilizado propagandísticamente unas "reducciones" des sueldos políticos (a los que hay que sumar fondos para cargos de confianza) que deben cumplir una doble función: Mostrar a la ciudadanía en tiempos de crisis y (añadidamente) de graves problemas de financiación en el Ayuntamiento de Castilleja de la Cuesta que están dispuest@s a dar ejemplo y ahorrar donde primero hay que ahorrar. Mostrar el "talante de este "nuevo" equipo de gobierno en cuanto a prácticas abusivas, opacas y antidemocráticas en la política laboral, o sea dar una buena imagen de sí mism@s. Si se confirma esta maniobra, resulta que han mentido, que gastan un dinero preciso y precioso para el pueblo en intereses particulares; y que sus manifestaciones públicas de pulcritud y transparencia son una cortina de humo que encubre una continuación de prácticas corruptas, interesadas y antidemocráticas.

¿No nos interesa saber si esto es cierto o no es cierto? ¡Sí!, nos interesa.

5º) La "única" justificación que tendrían para colocar a alguien en una función de "confianza" es si se cumplen varios requisitos que contribuyen a no generar desconfianza:
  • Que esta plaza de trabajo no se cubre en detrimento de otras plazas necesarias para la cobertura de servicios para el pueblo.
  • Que hubiera suficiente dinero para cubrir los servicios necesarios en el pueblo.
  • Que no se hiciera de manera oscurantista porque ¿quién tiene que hacer algo a escondidas si tiene la conciencia tranquila?
  • En definitiva: que esta plaza se pague con la asignación así prevista para el grupo socialista (que son algunos miles de euros, por cierto), en vez de con dinero público
  • Y si de verdad hubiera dinero para estos asuntos y hubiera una necesidad política que "justifique" estas plazas de "confianza", que dispongan los recursos correspondientes para los grupos de la oposición. ¿O es que estos no cumplen una función igualmente legítima en el sistema político? O volvemos a las mismas: Aquel que tiene el poder, tiene el poder de definición de los recursos que necesita y gasta para cumplir sus funciones... ¡No!, esto suena a cachondeo.
Dicho todo lo que tenía que decir al respecto, quiero plantear otra cuestión:

¿A nadie la parece curioso que este tema (y otros) se debata en un foro como este - que puede resultar legítimo e interesante - pero no tenga cabida en un debate público con la participación abierta y directa de representantes del gobierno local (por ejemplo), y de la oposición?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

A mi no me parece curioso que estas cosas se debatan aquí, me parece alarmante y escandaloso. Aún así Dama, sigo sin pillarlo, sigo sin entender exactamente que es lo que ha pasado. Te agradecería que lo explicaras un poco mejor si no te importa.

Anónimo dijo...

Ahora que por fin se pone el metro en funcionamiento, me planteo si tendran previsto como acercar a las personas de los pueblos del Aljarafe hasta Mairena.

Seguramente nadie este pensando en semejante cosa, y yo hago la siguiente refleccion.
Si todas las personas del Aljarafe que se acerquen a Mairena para usar el metro lo tienen que hacer en coche, probablemente este pueblo se vea totalmente colapsado de vehiculos.

Tambien hay que pensar en las personas que no tienen coche, para estas el metro no sirve para nada.

Cesar dijo...

Yo creo que desplazarse de Castilleja a Mairena para coger el Metro es un pco absurdo, se tardará mucho mas en llegar al destino que queramos seguro.

Es una de estas cosas que nunca entenderé, como no se ponen de acuerdo los Alcaldes del Aljarafe para diseñar un plan de movibilidad que permita mejores comunicaciones con la capital y también entre pueblos. La verdad es que el tiempo corre y lo hace en contra, por que mientras mas se construye y mas crecen los pueblos mas difícil va a ser crear nada después, como un tranvía o una red de cercanias.

Desde luego a Castilleja el metro no le afecta para nada, mira que hubiese sido fácil crear una linea de autobus, pero es que ni eso. Como los políticos no tienen que picar a ninguna hora y llevan chofer, pues les dá exactamente igual el tráfico, si no que se lo pregunten a Carmen Tovar.