Iniciativa para comentar libremente lo que sucede en Castilleja, intercambiar información, desvelar "secretos", crear conciencia y fomentar la rebeldía...

jueves, 2 de octubre de 2008

¿Por qué nos quitan la Feria y nos dejan las procesiones?

Doy las gracias a l@s comentaristas (¿y comentaristos?, si sigo a la ministra de la miembra) porque gracias a los comentarios empieza la vida de un blog. Además aportan sugerencias (algunas veces pidiendo entradas, otras veces sin quererlo) como la de Anónimo en la entrada del 30 de Septiembre acerca de los sueldos políticos: recordándome la Feria (eso, con mayúscula).

Lo adelanto: no soy ferista. El ruido te deja dolor de cabeza, las luces por todas partes están a punto de provocarte un ataque epiléptico, aguantas a l@s niñ@s en su eterno "quiero esto", y en Castilleja de la Cuesta, mientras la hubo, no la recuerdo sin alguna trifulca que hizo necesaria la intervención policial.

Pero al diablo: Echas unos ratos con la gente (incluido aquella con la que nunca saldrías a tomar algo), repartes unas coces al son de algunos gallos, y te tomas unas bebidas que no tocas durante todo el año, acompañando unas tapas que hacen la excepción en el régimen habitual. De paso te dejas unos cuartos, engrasas la economía menor porque, habitualmente, las casetas en las ferias pequeñas son de las asociaciones, de las hermandades, de los partidos políticos y poco más.

Ahora bien, ¿qué éxito tiene que tener la Feria de un pueblo para que l@s mandamases la dejen o la quiten? ¿A caso es una cuestión de éxito? ¿O más bien algo que tiene que ver con la tradición y la costumbre (nada que ver una cosa con la otra pero en este caso se complementan)?

Los argumentos que tuvimos que tragar cuando se decidió trasladar la feria al pasado del pueblo y al recuerdo de la gente, fueron los típicos de la "modernidad" y la "racionalidad". Que si el coste, que si no tenía tirón, que vaya bobada...

... y que si hay alternativas -sí, en plural. En nuestro caso dos, la feria MARCO y la feria de la tapa.

He presenciado más de una conversación, en la que un@s capillitas (¿y capillitos?, si seguimos a la ministra de la miembra) defendían ciertos asuntos, echando mano de la tradición y la costumbre -aunque mucho me temo que confundían ambos términos.

En estas conversaciones se alegaban costumbre y tradición para defender, por ejemplo, los cohetes en horarios intempestivos, para defender las toneladas de porquería que dejan a su paso l@s rocier@s, para defender ciertas formas de hacer (política) que a ell@s les convienen, para defender procesiones (con sus atascos, sus gastos y la alteración del orden cotidiano que producen); para defender horarios de apertura de bares y cafeterías hasta la madrugada...

La verdad es que ya tengo costumbre: Sin ir más lejos, tengo costumbre de escuchar a estos gran representantos (si sigo a la ministra de la miembra) del género masculino defendiendo el trato que le dispensan a sus compañeras de vida (y demás mujeres), escudándose en la costumbre y la tradición -y hasta en la biblia si hace falta. Y tengo costumbre, así en general, de que aquell@s que tienen el poder se escuden por conveniencia en la costumbre y la tradición para conservar sus prerrogativas. La frase más facilona seguro que será: "Así lo hemos hecho siempre."

Volviendo a lo nuestro: la Feria. ¿Que ha pasado con los argumentos de la racionalidad (que la supongo también económica) y de la modernidad?

El coste de la feria MARCO y de la feria de la tapa en los últimos años ha sido ingente -millones de las antiguas pesetas (que nos haga un@ concejal públicamente las cuentas y lo compare con la antigua Feria). La peculiaridad de la feria MARCO (para la foto) ha brindado a Carmen Tovar la oportunidad de pavonearse ante la prensa y las cámaras de TV (que a una Feria tradicional no habrían venido). Y hemos cambiado ese engrase de la economía pequeña por hileras de tenderetes comerciales (con alguna que otra salpicadura de l@s de siempre, que no pueden faltar) que hacen su segundo agosto en el mes que toque nuestra nueva feria moderna.

La anterior presencia del colorido de los partidos políticos con arraigo social en el pueblo ha sido reemplazada por la omnipresencia de l@s concejales del PSOE, dando la bienvenida a tod@ el / la que se asome y mirando de reojo si se asoma la oposición. ¡Observad, observad la siguiente vez que toque y lo veréis!

Que queréis que os diga: Está visto y comprobado que la tradición y la costumbre se sostienen cuando le conviene a quien tiene el poder, o se reemplazan... también cuando al poder le conviene.

Pero eso no tiene nada que ver con tradiciones o costumbres (o tanto como la paliza a la compañera). La verdadera tradición es algo netamente popular y lo que aquí se practica con cohetes o Feria no puede llamarse de otra manera: despotismo puro y duro.

Por mucho dolor de cabeza que me dé la Feria de mi pueblo y por muy light que me vendan el modernismo y la racionalidad, yo... me quedo con la Feria.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena, fantástica entrada. Me alegro que comentes un tema tan importante. Y aunque no soy feriante, me parece transcendental para un pueblo tener fiestas que unan a sus gentes, donde te puedas encontrar con tus vecinos y charlar un rato con ellos.

Castilleja es el único pueblo del Aljarafe que se ha quedado sin nada de lo anteriormente dicho. Las únicas fiestas son las de las Hermandades, absolutamente cerradas en ellas mismas y hostiles a cualquier "forasteros" como ellos llaman. Me parece estupendo que tengan sus fiestas, pero creo que no se les debería dar dinero si no son realmente abiertas al resto del pueblo. ¿Álguien se entera de alguna manera cuando son las fiestas? ¿reparten publicidad, ponen carteles en las paradas de autobuses, lo anuncian de alguna manera? Estaría bien que les dieran dinero siempre y cuando sobre del resto de Fiestas del pueblo, pero si no se hace ni una tan solo por falta de dinero... sobran las palabras...En cambio si nos vamos a Gines, tienen Feria, Carnavales y Toros de fuego, yo he pasado unos cuantos de años iendo a estas fiestas y te hacen sentir parte del pueblo. Ha habido veces que se me ha escapado inconscientemente decir que soy de Gines. En Tomares tienen una Feria auténtica, a parte de las ferias de muestras, y además tienen un Festival de Teatro y otro de Música que está a años luz de los ¿conciertos de Castilleja?...y así tenemos una lista interminable de pueblos, pero no tenemos que compararnos con nadie si no con nosotros mismo, como era antes Castilleja y como es ahora.

Cuando yo era un chaval me encantaba ir a la Feria, ahora a los chavales les sigue gustanto, pero a la parte del Mercadillo a ponerse "puos". Y por cierto, si no se va a hacer mas la Feria, ¿Por que no arreglan de una vez el antiguo recinto ferial? Podrían hacer un parque precioso, en vez de un descampao inutil.

En Castilleja faltan ideas, faltan ganas de sacar el pueblo adelante, falta profesionalidad entre los dirigentes, pero sobre todo, falta valor, valor político para decir NO aunque cueste votos, y SI aunque arriesgues otros.

No es una buena época para los ideales, ya se les ha puesto precio a estos, y en Castilleja en las últimas Rebajas se han vendido a precio de saldo.

En la entrevista digital que le hicieron a Benitez me llevé la grata sorpresa de que mucha gente pedía el fin de los cohetes nocturnos ¿Seguirán haciendo oidos sordos?¿O tendrá lo que hay que tener para poner límites al poder ilímitado de las Hermandades de Castilleja?evv

Servidor dijo...

Que fuerte que no se apoyaran las propuestas que llevo IU al último pleno, ¿Que socialismo es este? Acabo de ver una entrevista a Ingrid Betancourt donde le preguntan si descarta entrar en política, la respuesta era clara; "Lo descarto por completo, hay que cambiar la forma de hacer política, se supone que los políticos deben estar para servir al pueblo, y no para para servirse de él, que es lo que pasa hoy"

Un ejemplo magnífico lo tenemos en Castilleja con los sueldos que se han puesto nuestros gobernantes mientras no quieren admitir la crisis tan gordísima que tiene el ayuntamiento. Y son los mismos que paseaban por el pueblo cuando Carmen les dejó sin sueldo parandose con todo el que encontraban a contarles las verdades del ayuntamiento "los agujeros negros, la dictadura de Carmen", pues esos mismos hoy día callan y no cuentan la verdad, no dicen que no hay UN SOLO DURO. Que se deben millones y millones. Pero siguiendo a Ingrid, ellos ya están servidos, el resto, que cada uno se sirva su plato, a ver is nos vamos a pensar que el plato de la gente del pueblo va con ellos.

Hya que cambiar esto señores, en Castilleja hace falta una limpieza política a gran escala.

Por cierto acabo de ver el Blog de IU, está interesante ver el tema del último pleno, ¿Por que el PSOE voto en contra? Del PP ni me lo pregunto, pa que. la dirección es la siguiente;

http://iucastilleja.blogspot.com