Iniciativa para comentar libremente lo que sucede en Castilleja, intercambiar información, desvelar "secretos", crear conciencia y fomentar la rebeldía...

domingo, 5 de octubre de 2008

Elegidme democráticamente que yo gobernaré absolutamente

¡Qué bonita palabra - democracia!

El gobierno del pueblo -o una parte "importante" del pueblo-, así lo quiso la voluntad de los ciudadanos atenienses, excluyendo a la nobleza (para relevar a la aristocracia que, a su vez, de cierta manera había relevado a la teocracia). Corrían los tiempos que corrían, y los protodemócratas quisieron que dos grupos importantes de la población (que entonces no se consideraban población siquiera) -las mujeres y l@s esclav@s- siguieran excluid@s del gobierno del pueblo.

Las vicisitudes que ha sufrido este concepto a lo largo de más de 2.000 años de cultura política, nos llevarían demasiado lejos. Constatemos dos aspectos:

Se superó la idea de que un@ dios@ o vari@s dios@s, sus acólit@s o proxenetas mediante, rigieran los designios de un pueblo.

Y se superó la idea de que una casta "noble" ostentara el derecho -por sangre, nacimiento, título o dinero- de dirigir a un pueblo.

En la actual Castilleja de la Cuesta practicamos una particular visión de la democracia.

¡Que gobiernen mis representantes que para gobernar estoy yo!

Igual que en el resto de las llamadas democracias (que según el atlas de la democracia son todos aquellos países que se autoproclaman democráticos), la democracia ha pasado a ser algo que se llama democracia representativa. Esto quiere decir que el pueblo, en su sabiduría, ha llegado a la conclusión que es mejor para sus designios delegar el poder de gobernarse a sí mismo en un@s cuant@s que tienen mejor aptitud para tan ardua labor. Y est@s pobrecit@s (supuestamente más apt@s) tienen que sufrir esa carga que supone hacer todo aquello que la gran mayoría no quiere ni mirar de cerca.

Dejemos esto como una ufana descripción del "nacimiento" y del derecho de existencia de l@s polític@s. Calificativo del que no querían presumir los "padres" de la democracia (Plato y Aristóteles) que, en todo caso, se hacían llamar retores -gente que sabe hablar bien y que por ello se encomienda en portavoz de las opiniones a exponer.

¿A quién le pasaría la idea por la cabeza que no fue el pueblo quien llegó a esta conclusión sino que fueron personajes doctos y sabios (nada interesados personalmente, ¡claro!), los que han desarrollado esta gran idea para ahorrarle al pueblo trabajo, sufrimiento y desgracia y echarse a sus espaldas las noches de insomnio, la amargura del cargo y el acortamiento de su vida?

Que como es bien sabido, aunque nuestr@s ilustres teóric@s de las ciencias políticas temporalmente lo habían olvidado, a cada cual su función (como ya decía el Talmud cuando el único que ordenaba y mandaba era Yahve) o cada cual a su sitio -como podía haber dicho el General Kitchener, también ilustre líder militar del colonialismo británico que sabía muy bien el sitio que les correspondía a bereberes y otros engendros no británicos. Y hay a quien le corresponde gobernar y a quien le corresponde ser gobernad@.

La democracia se ennoblece

Cuando empieza a consolidarse lo que hoy conocemos por democracia, las personas que hasta entonces habían formado parte de la estructura del poder se organizaron en partidos políticos que conservaron, con mayor o menor apego, sus relaciones naturales con la aristocracia, con la iglesia y con los caudillos militares. Claro que, a medida que evolucionaba la sociedad y aumentaba la conciencia, hubo sectores de la población (más "liberales" y mejor situados que la mayoría) que le ponían difícil a las fuerzas gobernantes tradicionales seguir ejerciendo el poder sin problemas y altercados, y sin el creciente riesgo de terminar sus vidas en revuelos sociales.

Estos sectores comenzaron a organizarse y comenzó a haber partidos al margen de los repartos de cuotas de poder tradicionales. No hubo en realidad grandes problemas en esta parte de la transición pues l@s dirigentes de estos partidos modernos descubrieron rápidamente el funcionamiento y las reglas del juego por el poder. Así sucedió que comenzaron a aparecer nuevos títulos nobiliarios y nuevas riquezas.

Las ideologías de izquierda aguan la fiesta democrática

En mayor o menor medida, a estas alturas estaban tod@s content@s y felices - menos l@s trabajadores y trabajadoras, claro, y l@s esclav@s en todo el mundo, y buena parte de la población agrícola, y l@s sin tierra, y l@s artesan@s sin posesiones... vamos, minucias.

Y es ahí cuando empiezan a aparecer, como el mismísimo diablo (no lo puedo evitar, señora ministra: o diabla), panfletos, ideas y movimientos muy impropios para la paz social que no han dejado de molestar desde 1789.

Sin embargo, gracias a diversas "condiciones" (analfabetismo, represión masiva, comunicaciones controladas, falta de medios y recursos), durante más de un siglo estas ideas fueron marginales y apenas consiguieron poco más que alguna revolucioncilla y la persecución de sus más destacad@s líderes.

Pero ahí siguen esas ideas (y la gente que las defiende) y ponen su dedo grasiento y sucio sobre cualquier mejora de la democracia que se practique.

Hemos llegado casi al final del cuento. Resumamos entonces unos detalles: El jefe de Estado es el Rey sin el cual no habría paz social, y en asuntos de representación -¡jolín!- es todo un rey. En asuntos de gobierno tenemos a un@s personas muy capaces porque si no, no saldrían en tantas fotos y hablarían tan bien (hasta el punto que no se les entiende de tan capaces que son). Y la diversidad de programa estriba en que un@s te ponen un tramo del AVE, y l@s otr@s otro tramo.

La democracia a las urnas que allí está a buen recaudo

Ahí están gobernando y lo tienen bien merecido si lo pasan tan mal, l@s pobrecit@s. Nosotr@s ejercemos el derecho que tenemos (y está constitucionalmente anclado) de que el poder emana de nosotr@s, el pueblo, y dócil y regularmente se lo delegamos a esta gente mediante un papelito en una urna.

Les entregamos fiduciariamente las llaves del Ayuntamiento, nuestro dinero (recaudado de nuestros bolsillos como tasas e impuestos o multas), la responsabilidad de gestionar para bien el presente y el futuro de nuestro pueblo y la confianza (que no es poco).

Y nos olvidamos de esa gran responsabilidad que supone ser el pueblo, del que emana el poder y -según el concepto de la democracia- está gobernando... aunque haya elegido delegar este ejercicio temporalmente en manos de unas personas que a partir de ahí se hacen llamar nuestr@s representantes.

¿mo se gobierna en democracia?

En principio todo está claro: Todo lo que hace el equipo de gobierno local es en nuestro interés y ejerciendo nuestra voluntad.

Todo de lo que disponen y lo que manejan, no es suyo sino que se lo hemos cedido para que buenamente puedan ejercer su función.

Cualquier pregunta que tengamos no es sino un derecho fundamental a la información que ell@s deben satisfacer.

Cualquier reclamación que tengamos, la deben procesar con diligencia, cortesía y satisfacción (ya que les aliviamos circunstancialmente la carga, interesándonos por su responsabilidad).

Y cualquier medida de control que propongamos -directamente o a través de algún o alguna otr@ representante- deben acatarla sin ningún chist, particularmente si se hace por la vía de procedimientos establecidos (o sea acordados).

¿Negando la participación en ella?

¿Cómo entonces se explica que (aunque esté previsto en la Ley) no quiera nuestro gobierno local que al final de las sesiones plenarias les pueda dirigir la palabra (con preguntas o lo que sea) la población?

¿Cómo puede ser entonces que las sesiones plenarias se celebren por la mañana cuando la mayor parte de la población que puede estar interesada, se encuentra ocupada?

¿Cómo puede se entonces que la oposición se queje de que no se responde a sus preguntas, no se le facilita información y no se le explican las cosas (como ciudadan@s y como concejales que son)?

¿Y cómo puede ser que nada se sepa acerca de los criterios que se aplican en asuntos como la contratación pública, cuando nos concierne a tod@s y están tomando decisiones como nuestr@s representantes?

¿Es que una vez que les elegimos como nuestr@s representantes, l@s tenemos que aguantar como nuestr@s am@s?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No se podía expresar mejor el sentimiento que tenemos sobre el comportamiento de los politicos.
Cuendo estan en campaña te prometen el oro y el moro para conseguir los votos suficientes para gobernar. Una vez que lo han conseguido, nos dan un empujón y no quieren que los molestemos con nada.
Se les olvida al segundo,que l@s hemos puesto nosotros para que bajo nuestra supervisión y con nuestro dinero gobiernen.
Es de pena ver que no hay interes por tener personas validas, en este ayuntamiento hay algunos concejales (en este caso concejalas) que no se entiende que aportan, mi abuela creo que lo haría mucho mejor, eso sí, cobran como si nos sacaran todas las castañas del fuego.
Es muy penoso ver como con nuestro dinero se pagan sueldos sin ningun aprobechamiento.
Esperemos que este nuevo gobierno arregle esto un poco y ponga cordura y personas eficientes y que resuelvan, tambien estaría bien que los concejales que están gobernando fueran de izquierda de verdad, si así fuera otro gallo nos cantaría.

Anónimo dijo...

A mí se me ocurrión una vez ir en una lista política. Sobra decir que no la del PSOE.

Sinceramente no sé para qué vale eso de que la constitución garantiza la no dicriminación por convicción o ideología. Se supone que la gente que manda en el Ayuntamiento es la primera que tiene que velar por el cumplimiento.

Igual me tachais de ingenua pero me duele que desde entonces se me mire con cara de pocos amigos cada vez que tengo que ir a arreglar algun asunto.

En la lista fui por compromiso mas que otra cosa pero ahora votaría cas cualquier cosa antes que al PSOE.

Menos mal que hay una alterntiva de izquierda en e pueblo. Y además no se lo montan nada mal.

Enhorabuena, dama republicana. Me pareció siempre un poco arrugado y rancio lo de la Republica, y mi abuela dicde que eso es revanchismo pero si alguien con las ideas tan claras está por la república es cuestión de pensarlo.
Di algo sobre el tema.

Anónimo dijo...

Antes de leer aquí estuve paseando por los blogs de IU y del PP y ahí tienen armada una buena trifulca.

Si le sumo loque declaraba el portavoz de IU en el periódico el otro día yo me hago mis cuentas.

La verdad es que no sé si estar ausente (por el portavoz de IU) por razones familiares es una razón para presentar nada por urgencia, pero lo cierto es que no pudo presentarlo en tal caso por el procedimiento ordinario.

Me gustaría saber si el PP o el PSOE no han hecho ya tal cosa. Y si lo han hecho: os acordáis de la famosa pinza que decía el PSOE que tenía en contra? Ya no hay posibilidad de sentarse un momento y hablarlo (se llama receso creo).

Con lo de la mentira que pone en el otro blog del PP sobre el papel que dice IU que han jugado en el presupuesto... en la web de IU pone una entrevista con EFE y al pie ponen una aclaración (o una rectifiación, no sé). Si machacan de tal manera sobre el tema después de corregirse, ¿qué es lo que les pasa exactamente?

A mí todo esto me parecen juegos de niños a ver quien es el más guay. Pero no creo que eso sea política para entenderse y solucionar nada. Y el PSOE calla como una puta (y se frotará las manos); por la web de ellos ni miréis, no pone nada de actualidad.

Ahí se ve todo lo que tiene que decir el PSOE lo dice a través de sus anuncios y logros en la página del Ayuntemiento - como si fuera suyo.

duende dijo...

En realidad este comentario no tiene que ver directamente con esta entrada , viene a cuento por la entrada que han echo en el blog de diario de castilleja , pero me parece que no lo van a publicar y bueno eso de quedarmelo dentro, no creo que sea muy positivo , asi que aver si la persona en cuestión ( dice llamarse anomino) lo lee , la entrada a la que me refiero es la que tiene de titulo ¿ quien es Tomás Arias?
Bueno a este tal Anomino le queria decir :

La repugnancia es una palabra muy fea no la utilices tan facilmente y si la utilizas tan facilmente ten cuidado que te puede caer encima , quizas no te has dado cuenta pero alomejor el que se repugna eres tu a ti mismo , pero eso jode más es más facil repugar otra cosa y esconderte detrás.

Aparte para mi Tomás ( con su comunismo y todo ) es una de las personas que más agradesco haber conocido , una gran persona de la que se puede aprender mucho , claro eso si si uno esta dispuesto a abrirse a las opiniones de los demás ( lo digo por lo de repugnacia ... huele a intolerancia) , no sé si tus ideas son democratas pero si lo son no creo que vayas por buen camino si a la primera de cambio te muestras intolerante.

Un saludo.
Duendecillo de los Bosques